FunexpoMadrid 2021

El Trabajo silencioso y digno del Sector Funerario


 

 

No pensaba dar título a este agradecimiento, más que un simple y sentido GRACIAS, con mayúsculas, a todos los que componen este sector.

Sin embargo, sin quererlo, o quizás por el destino, releyendo a Juan Ramón en búsqueda de un verso concreto que luego explicaré, encontré, lo que me pareció, el mejor título que podía dar a este agradecimiento. Parafraseando a nuestro premio Nobel:
 

 “Lo que más indigna al charlatán es alguien silencioso y digno”.


Y más aún, tras las críticas, la mayor parte infundadas, que se leen o escuchan estos días. Reencontré estos versos releyéndole, para reflejar con exactitud un verso que me encanta y me parecía expresaba lo que realmente quería transmitir:

“Cada paisaje se compone de una multitud de elementos esenciales, sin contar con los detalles más insignificantes, que, a veces, son los más significativos”.

Corren tiempos de zozobra, pero también de solidaridad y gratitud, sobre todo hacia aquellos que integráis sectores, como el de la Sanidad, que, en todos y cada uno de sus eslabones, está en primera línea de fuego, o mejor dicho de combate, contra este enemigo, el COVID-19, que a todos nos aterra. Trabajos silenciosos y dignos, que cada día, se llevan a cabo para protegernos y reconfortarnos, en estos tiempos tan difíciles.

Aquellos que, como yo, tenemos la suerte de conocer, o ir conociendo, aunque sea en menor o mayor medida vuestro trabajo, y de escucharos, tenemos también el deber moral de reconocéroslo. Aquellos que, no estamos en primera línea, debemos agradecéroslo, y aportar, en la medida de lo posible, nuestro granito de arena, para que así lo haga el conjunto de nuestra sociedad.

Somos muchos los que sabemos vuestras largas jornadas, vuestro cansancio, los riesgos que estáis asumiendo, vuestros miedos, vuestro sacrificio, y vuestra honradez. Son muchos también los que la imaginan.

Estoy convencida de que estamos en un gran país, que no es de charlatanes (aunque también los hay y habrá), y sabe y agradece vuestro silencioso trabajo, aunque también lo haga a veces, como vosotros, de forma digna y silenciosa.

Mª Dolores Asensi